Google: una empresa mal gestionada

14 mayo 2009

google

Me he encontado este banner navegando por Internet, y he recordado que ayer leí algo en torno al primer spot que Google ha realizado para la televisión, que podéis ver aquí. No recuerdo haber visto prácticamente nunca publicidad de Google. La crisis se nota en todas partes, por más grande que seas, y Google ha descubierto que por la publicidad no sólo se cobra, sino que ¡algunos tambien pagan por ella! La diferencia es que Google sigue ganando a espuertas, incluso en crisis.

Google es el ejemplo de empresa de Internet explosivamente rentable, cada vez que cuento a alguien el proyecto en el que estamos enfrascados, me contestan que ‘a lo mejor acabamos siendo como Google’. Es el caso de éxito en Internet que todos tenemos más a mano, precisamente porque es el mayor caso de éxito en Internet. Con diferencia. Y es, en mi opinión, irrepetible, porque ya hay demasiados ojos en Internet como para permitir que un modelo de negocio perdure sin competencia tanto tiempo.

Pero una cosa es Google como ‘página web’, como buscador, como concepto, y todo el mercado publicitario que ha construido a su alrededor (AdSense y Adwords principalmente), y otra cosa es Google Inc., la empresa que lo gestiona. Una empresa se basa en lograr el mayor beneficio aumentando al máximo los ingresos y reduciendo al mínimo los costes. Google ha logrado la primera parte, y ha despreciado la segunda. Cuando uno genera más de cinco millones de euros cada trimestre, pensar en los gastos parece una tontería. Pero no lo es. Google ha gastado dinero de manera absurda durante muchísimo tiempo: desde las condiciones de trabajo en Google, hasta la inversión en proyectos de difícil rentabilidad, como Youtube – Google Video, por ejemplo.

Las principales fuentes de ingresos son dos: vender su tecnología a sitios web y portales (como Yahoo!) y su programa de ‘enlaces patrocinados’ o ‘AdWords‘. Aparte de estos, Google también obtiene ingresos de vender su ‘Appliance‘ (un dispostivo para búsquedas de documentación dentro de las empresas) o de su Google Store.

(Extraido de Dirson)

¿Y todo lo demás? Google Earth – Maps está costando una barbaridad, ¿realmemente se rentabiliza? Si no tuvieran el programa de publicidad que les genera esos ingresos, ¿desarrollarían la maayoría de los proyectos que están desarrollando actualmente? ¿Son rentables de por sí? ¿O sólo apoyan a Adwords?

Creo que Google Inc es una empresa muy mal dirigida. No quiero ser una especie de ‘purista’, criticándoles gratuítamente. El concepto de Google es de por sí de unos costes irrisorios, de un margen de beneficio increíble. Pero montar un parque de atracciones en los lugares de trabajo no es gestionar bien una empresa, ni comprar todo lo que arrasa en Internet a golpe de talón, sin estar seguro de rentabilizarlo, ni contratar gente que a veces parece que sólo son contratados ‘por la foto’.

Creo que Google debería tratar de reducir costes, no a causa de la crisis, sino por sus accionistas. A no ser que todo sea una estrategia para lograr una determinada imagen de marca. Y si lo es, será asimismo la campaña de imagen más costosa de la historia. Sea como sea, habría otros modos de gestionarlo.


Monetizando Youtube

4 mayo 2009

Enrique Dans habla hoy en su blog sobre la monetarización de Youtube, lanzando la pregunta al aire. ¿Qué pagarías en Youtube? ¿Por servicios, por contenido, por evitar publicidad…?

Mi propuesta se basa en los logros del propio Google: creo su triunfo radica en lograr que sus ‘colaboradores’ (usuarios de AdSense) plaguen la red de sus anuncios. Incontables páginas web llenan espacios con bloques de anuncios de los anunciantes que desean utilizar la Red de Contenido de AdWords. Han logrado que sus ingresos publicitarios no vengan sólo del buscador, sino de miles de páginas web. ¿Y cuál ha sido el secreto? Compartir beneficios. “Pones mis anuncios en tu web con el mínimo esfuerzo, y yo te pago parte de lo que consiga.”

Mi propuesta

El mismo modelo podría servir en Youtube. Gente que decidiera ‘bloquear’ su contenido para hacerlo únicamente de pago a cambio de compartir con Google lo que la gente pague por visualizarlo. ¿Ejemplos? Conferencias importantes, cursos y seminarios, videotutoriales… Todo el material que un usuario puede considerar ‘susceptible de pago’, es decir, que considera que puede sacarle un beneficio. De esa manera Google sacaría rentabilidad, los autores de los vídeos ganarían dinero y la gente tendría acceso a contenidos de alta calidad (no me refiero, es obvio, a la calidad gráfica) a bajo precio.

¿Pagarías por una conferencia de Larry Page sobre el futuro del internet móvil? ¿Por una clase magistral de literatura de Gabriel García Márquez? ¿Por una lección sobre dirección de empresas por Martin Varsavsky? ¿Por una charla de Enrique Dans sobre el P2P y las descargas?

Es posible que mucha gente pagara por ello…

Al mismo tiempo, la cultura de Google parece ser siempre ‘gratis para el usuario, coste para las empresas’, pero con el chorreo de dinero que es youtube, podrían pensarselo… Termino diciendo que casi seguramente lo que se les ocurra a ellos será más fascinante que esto. O tal vez no.

PD: Jamás he hecho click en la publicidad de un vídeo de Youtube. Lo juro. 🙂


La cultura de lo ‘gratis’ en Internet

4 mayo 2009

Internet es gratis. Así de claro. ¿Por qué comprar una canción si puedo bajarmela gratis? ¿Por qué comprar u programa si tardo menos en piratearlo? La cultura de lo gratis se ha adueñado de Internet, hasta el punto de que cambiará, cuando las discográficas se percaten (como han hecho los desarrolladores de software) el modelo de rentabilidad de muchos negocios. Jesús Encinar, CEO de Idealista, tiene un post muy interesante en torno al modelo freemium.

Sin embargo, Internet aún tiene mucho que caminar. Y hay algo que siempre será de pago: un buen servicio. Algo que me sea útil, necesario. Rapidshare, por ejemplo, es una de las pocas cosas que uso bajo pago en Internet. Porque me sirve, lo uso constantemente y me hac la vida más fácil (y más rápida). Por los servicios sí que se paga, y de buen grado. Idealista, infojobs o AdWords son también pruebas de ello.

Creo que ese es el futuro empresarial de Internet. Servicios. Aplicaciones que hagan más rápido, fácil y global un determinado servicio. No me cabe la menor duda. Conforme crezca el ancho de banda se hará cada vez más palpable, y conforme crezca el bolsillo de la generación de los llamados ‘nativos digitales’ se hará cada vez más rentable.

Por eso creo que Internet será rentable en la medida en que ofrezca un servicio. Independientemente de lo que haya alrededor (freemium, publicidad…) rentabilizará en la medida en que ofrezca un servicio.

Y rentabilizará mucho, sobre todo cuando todos esos que no tienen miedo a meter sus fotos en Facebook o Tuenti, tengan dinero y no tengan miedo tampoco a meter su Visa en el formulario de una página web.


¿Comprar el pan por Internet?

24 abril 2009

El negocio más rentable de Internet es, sin duda, Google. En él la gente accede rápidamente a buscar cualquier contenido. Y otros usuarios, empresas, pagan a Google por aparecer entre esos resultados. En Ebay, los usuarios compran objetos de primera y segunda mano usando la plataforma de ebay gratuitamente. Otros usuarios, los vendedores, pagan a ebay una parte de las ventas. En idealista, los usuarios acceden gratuitamente a una enorme bolsa de viviendas, y otros usuarios, los vendedores, pagan una cuota por publicar sus anuncios. Así funcionan muchos negocios muy rentables: infojobs, solostocks, fotocasa. Unos usuarios utilizan la plataforma en una dirección de pago, y otros en una dirección gratuita.

Hay otros modelos de negocio, como de acceso premium en los que accedes a mayores opciones o capacidades que la función gratuita, o el pago por acceso a contenidos, como casinos o algunas ediciones “en papel” de diarios online. Además, está el negocio fundamentado en la publicidad. La pagina no ofrece servicios de ninguna clase, el objetivo es simplemente generar visitas y clics (www.sergioescote.com es un ejemplo de emprendedor en este último campo). Precisamente es ese el modelo de negocio que creo que acabará desapareciendo, al menos en el concepto de empresa. Una empresa en Internet no puede vivir de la publicidad de terceros (en su inmensa mayoría de AdSense, aunque no sólo). Acabará desapareciendo en la medida en que los usuarios cada vez iremos haciendole menos caso, y esquivándola mejor.

Los negocios en Internet que triunfarán serán aquellos en los que la “página web” (la plataforma o aplicación web) lleve a cabo un servicio real, que no sólo sustituya a lo que se está haciendo, sino que lo mejore. Idealista no inventó las bolsas de viviendas, pero aplicó el concepto a internet, mejorándolo con un buscador y con u contenido por anuncio muy superior al que podía existir en cualquier revista o periódico.

A nadie se le ocurre hoy que se pueda comprar el pan por Internet. Pero puede que un día, la panaderia de la esquina abra una web que permita pedir el pan por Internet, por ejemplo semanalmente o hasta nueva orden a los vecinos de su barrio, que luego el panadero repartirá a primera hora de la mañana. Y el coste añadido lo supliría porque nadie se quedaría nunca sin pan entre sus clientes (cuantas veces “no nos da tiempo a pasar a comprarlo”). Y no hace falta montar una empresa que se dedique a eso, porque no habrá mercado. Pero un panadero puede hacerlo, en su barrio o zona, y ofrecer más calidad por el mismo precio. Y si luego incluye reparto de leche, huevos… Y su publicidad sería muy sencilla: avisar a los clientes que un día tras otro pasan por la panadería a recoger el pan, la misma cantidad y de la misma clase, y que estarían encantados de “suscribirse” a su barra de pan diaria.

Puede que hoy ningún panadero sepa siquiera que puede ser posible, pero su hijo, que ya tendrá unos 15 años, no tardará en hacérselo saber…